top of page

Sorprendido de Conocerme

No sé qué me sorprende más: Cómo soy realmente o la resistencia a reconocer mi autenticidad tan integrada en la manera de expresar mi identidad. Me costó mucho empeño edificar un personaje que esconde mi esencia. Tanto que me complica escindir lo que es de lo que creo que debe ser. Comprendo que el aprendizaje es un baile entre expresarme tal cual y exponer mis emociones adecuadamente según cada contexto y experiencia.

 

Los berrinches de mi infancia se anularon con una actitud evitativa, una manera de alejarme de las emociones y los detonantes de su ebullición. Contener la gran hoguera de mi sentir crea una energía apabullante que se expresa en un exceso del hacer, la hiperactividad de huir de un peligro que sólo veo yo. Mi mirada furtiva contagia mi inquietud y atrae o espanta según el bamboleo entre el placer y el miedo que evoca lo peligrosamente desconocido.

 

Los años han desgastado mi cuerpo y mis defensas y ya no puedo correr más. No me queda más remedio que rendirme y dejar que se escapen las llamas por las rendijas de mi ser. Mis emociones no me destruyen, sino me definen al mostrarme quién soy. El fuego alumbra mi realidad y bailotea encima de mis recuerdos, leña para el fogón de mi ser. No existo para dar calor y refugio a los solitarios, sino comprender para que proyecto en ellos la carencia de amor que me impongo a mí.

 

He aprendido a cuidarme con aprecio y sin pena. Elegí estar solo para no tener que amarme que no es lo mismo que protegerme. Acepto la responsabilidad de amarme por quien soy y dejo de culpar a otros por no penetrar mis defensas. Soy orgulloso del coraje que alego al quitarme los ropajes con los que me disfrazaba. No necesito encajar en el mundo, sino acomodarme en mi mundo.

 

Commenti


Buscar por tags

Sígueme

  • Instagram
  • Facebook Basic Square
  • Icono social LinkedIn
Entradas recientes
bottom of page