top of page

Jugar como Adulto

Cuando dejé de jugar por la muerte de mi inocencia infantil, buscaba la manera de recuperar la misma sonrisa de otra manera. He probado un sinfín de alternativas, algunas más divertidas y otras menos. He tratado de estimular al máximo mis sentidos en ocasiones y anularlos en otros. No es fácil definir a qué jugar cuando lo tienes que compaginar con las responsabilidades de la vida adulta. No hay una única respuesta, sino la satisfacción de los deseos auténticos que cada persona esconde detrás de lo que elige proyectar fuera para sintonizarse con el entorno donde anhela permanecer y al que aspira pertenecer.

 

Después de los intentos en vano de escaparme de mi propia realidad, decidí enfocarme en encontrar la manera de canalizar mis energías en un estímulo beneficioso. Necesitaba algo que me animase a seguir adelante hacia un reencuentro conmigo mismo desde el amor. Demasiado tiempo había perdurado en la frustración de no lograr ser de una cierta manera o perfeccionar mis conocimientos de un tema que no me fascinaba, sino creía que me servía.

 

Había tomado tantas elecciones vitales para convertirme en una idealización de quien pensaba que debería ser. Hasta el día que di en la clave y desprendía el ropaje y las pretensiones anteriores e inútiles. Me di cuenta de que la vida no es el trabajo, sino también saber apreciar mi tiempo libre para explorar lo que es ser yo mismo.


Desde lo lúdico, me conocía. Aprendí que la felicidad afloraba cuando me dedicaba tiempo a mí para indagar en mis deseos y necesidades. Por fin, me acomodaba en mi vocación profesional como terapeuta y en el estudio incesante que me permite ensanchar el campo del vacío fértil donde siembro los procesos de mis pacientes y los míos propios.

 

Encontré un lugar donde comparto el deseo con personas dispares de sanar el amor propio que desapareció con mi infancia. Hago CrossFit para amarme como ya no sabía. Me centro en mí y me agradezco a mí por el empeño en desafiar los límites que creo con excusas y frustraciones. Así, me permito encontrarme, divertirme, quererme y dejarme querer.

 

Comentários


Buscar por tags

Sígueme

  • Instagram
  • Facebook Basic Square
  • Icono social LinkedIn
Entradas recientes
bottom of page