top of page

Compartiendo Luz en tu Oscuridad

Tu realidad es la que es. Eliges sufrir carencia al ignorar la abundancia de los recursos que tanto tan han costado acumular. Esto no quiere decir que todo está como quieres o quizá te mereces, ni mucho menos. La vida puede ser cruel a veces. Tiene la misma piedad que la paciencia tuya al encapricharte de lo que no tienes o quien no eres.


No existe un camino fácil. Aprender es cuestión de caerte las veces que hagan falta. Hasta que sueltes la obsesión por manipular tu vida para que sea diferente. Entonces, podrás enfocarte en sacar provecho de lo que tienes y lo que compartes con tu gente querida.


Nadie llega a tu vida por casualidad. Cada persona encaja en tu entendimiento de una parte de ti. Las que escoges minuciosamente para permanecer según las lecciones desgarradoras de las decepciones son los grandes maestros del amor. Cuando desvanece la resistencia latente para entregarte, tomas consciencia de que no estás solo. Su presencia te anima a perseverar y te alumbran los momentos más oscuros.


El amor no se limita al intercambio de afecto sino a la disposición de alcanzar la mano alzada cuando te quedas atrás. Tu vulnerabilidad desvela tu sabiduría. Recibe el amor con el entusiasmo que lo entregas.


Comentários


Buscar por tags

Sígueme

  • Instagram
  • Facebook Basic Square
  • Icono social LinkedIn
Entradas recientes
bottom of page