top of page

Buscando mi Identidad

Me acuerdo de cuando alguien me comentó hace tiempo, "tienes mucha energía masculina" y lo tomé como un cumplido. Es normal al tener en cuenta lo polarizada que es esta sociedad. Desde tiempo atrás se ha establecido un modelo de lo que debe ser masculino o femenino. Cualquier variación fuera de esta definición tan limitada se recibe con desprecio.


El feminismo ha conseguido derrumbar el estereotipo anticuado de la mujer. Esta reliquia permanece entre grupos conservadores por el miedo del hombre de perder sus privilegios y de las mujeres de romper con la tranquilidad de hacer la vista gorda, algo que a veces no es una opción por sus circunstancias.


Es fascinante observar como la mujer moderna se hace ver por lo polifacética que es. El género no debe dictar de qué es capaz una persona. Mientras tanto, el macho tradicional se ha quedado irrelevante. El guerrero sin emociones no es aquel que se niega a fregar los platos. Sin embargo, algunos viven para mostrar ‘lo machos' que son, con violencia y desprestigios para así tapar sus propias debilidades y deficiencias.


El punto medio entre el cavernícola y el metrosexual cae en lo desconocido y, por tanto, temido. A diferencia del equilibrio que va encontrando la mujer moderna, el hombre se pierde al intentar conectar con sus polaridades. Lo que le completa como ser humano, le quita la identidad que corresponde a los tópicos que sigue vigente en los medios de comunicación. Un hombre no muestra sus emociones y si lo hace está enfermo o menos hombre. Si renuncia a ser el héroe perjudica la aceptación que desea y tampoco resultará atractivo y, entonces, no será padre.


Así ¿cómo debe ser un hombre? Aunque me cueste, conecto con mi vulnerabilidad y me muestra tal cual. Lloro tanto por alegría como por tristeza ¿Me hace menos hombre?


コメント


Buscar por tags

Sígueme

  • Instagram
  • Facebook Basic Square
  • Icono social LinkedIn
Entradas recientes
bottom of page