top of page

Soy el Extraño de mi Vida

Es increíble atestiguar lo diferente que es el camino que transito en la vida según se desvela delante de mis ojos. Tantas veces he tragado la afirmación ‘de esa agua no beberé’. Es inevitable ajustar mi actitud a las necesidades que surjan para mantener el contacto con la realidad de cada momento. La vida no sólo me enseña su carácter fugaz y transitorio, sino el requisito de abrirme a verme de la misma manera. No soy quien era ayer, ni quien seré mañana. Soy la amalgamación de los aprendizajes experimentados y los que quedan por descubrir.

 

A veces me levanto y parezco un extraño. Me cuesta asentarme en el momento al oír las voces gritándome por dentro. Dudo de mi existencia al encontrarme en un lugar en el que jamás imaginaba habitar. Cumplo con mis responsabilidades sin medir palabras por sentirme incrédulo de la persona en la que me he convertido. No me critico, ni me juzgo. Soy como tengo que ser para que deje de esconderme detrás de cualquier disfraz.

 




Celebro haber jugado toda la vida a probar tantos papeles distintos en la gran obra de mi vida. Permanecen resquicios de otras personalidades que me invitan a considerar alternativas a mis dilemas aparentemente ajenas a la persona que soy ahora. Presto atención al jurado interno cuando me enfrento al desafío de cada día, sin dar protagonismo a la voz cantante de turno.

 

Suelto la necesidad de saber dónde estaré mañana al comprender que siempre estaré en el contexto adecuado para reconocer lo que desconozco de mí. Es aquello que yace detrás de la capa cada vez más fina con la que pretendía protegerme del todo, sin darme cuenta de que es precisamente ésa la que me impide contactar de manera auténtica y, por tanto, amorosa.

 

Estar en lo desconocido me permite descubrir quién soy porque no siento la compulsión de adaptarme a lo conocido.

 

Commenti


Buscar por tags

Sígueme

  • Instagram
  • Facebook Basic Square
  • Icono social LinkedIn
Entradas recientes
bottom of page