El Año Nuevo

El alba de un nuevo año te invita a perderte en el porvenir. Tantos Años Nuevos han pasado y tus promesas se han disipado como la nieve que derrite antes de cuajar. Las intenciones son destellos del fuego que ruge dentro de ti. Las lágrimas que derramas por no haber cumplido lo que nunca te correspondía jamás apagará la fogata de tu esperanza.


No pierdas consciencia del paraíso del sentir, este insólito lugar que has creado con las herramientas que la vida te ha enseñado a manipular con cada experiencia enriquecedora, con el darse cuenta del significado de cada encuentro. Recuerda que el presente es la única realidad que existe y es la culminación de cada batalla de tu vida, tanto las que ganaste como las que perdiste.


Si centras tu mirada en el horizonte que nunca se acerca, dejas de reconocer el camino que pisas. Crear expectativas es huir de ti, negar tu perfecta imperfección. Cuando te impones unos retos que te llevarán a una tierra prometida, embarcas en un viaje hacia el olvido, te alejas de ti. Por mucho que te engañes a ti mismo, eres tú quien te desorientas.


No puedes callar las voces dentro de ti, alejándote de ellas. Hablan para enseñarte a amarte por quien eres y recordarte que no tienes que ser nadie más que tú mismo. Eres el héroe que siempre admiraste. Tienes el coraje para enfrentarte a tus demonios más feroces cuando dejes de verlos como tus enemigos y los reconoces como tus aliados.


Suelta la delusión del control que nunca tuviste y abraza la perfección del Ahora. Cada susurro contiene un secreto más que te acercará a la liberación de darte cuenta de que no necesitas entenderlo todo para poder integrar las emociones y vivir plenamente. Las definiciones se hacen irrelevantes cuando aceptes que es como tiene que ser porque es lo que has elegido transitar.


#paraísodelsentir #gestalt #amorpropio #sexcoach #felicidad #añonuevo #psicoterapia

Entradas destacadas