La Vergüenza de Ser Auténtico

La vergüenza es el miedo de mostrar tu autenticidad. En algún momento de la infancia, dejaste de ser el que representa el papel del personaje de la historia que interpretabas en un dado momento. Comenzaste esa gran película de la vida en la que protagonizas un cuento ajeno. Desapareció la realidad detrás de una pantalla opaca que reflejaba el relato del que te mira desde el otro lado del espejo.


No es fácil emprender el viaje hacia lo desconocido cada día. Es tentador sentarte a plena luz de lo conocido y cumplir con las expectativas introyectas. La escucha selectiva permite que proyectes tu responsabilidad en los progenitores o, incluso, en la gente cercana. Los deseos de otros no son sugerencias y, menos aún, obligaciones. No obstante, te invitan a crear un mapa de la vida ‘correcta’ y a seguir los caminos hacia la felicidad establecidos.


Sin darte cuenta, dejaste de interpretar los mensajes que proyectas en los demás como lecciones sobre lo que no reconoces en ti mismo. Al hacerlo también empezaste a ignorar los aprendizajes que ofrecen las opiniones y los juicios de los que han elegido tomar senderos diferentes hacia parajes lejanos.


De repente, tomas consciencia de la desnudez que tapas con el ropaje “que se lleva” no por preferencia propia, sino para encajar en la película en la que has convertido tu vida. No subestimes la valentía que has mostrado para llegar hasta aquí. Pero, ahora la responsabilidad es tuya para que dejes que vean la belleza que hay en tu perfecta imperfección.


La ansiedad que sientes acerca del qué dirán o cómo reaccionarán sólo se disipará cuando te expongas a aquello que temes. La vergüenza es la barrera que erigiste para protegerte. Entiende que ese enemigo aterrador eres tú. Ya no necesitas defenderte. Libérate y disfruta de ser tú mismo deambulando a tus anchas en el paraíso de tu sentir.


#paraísodelsentir #crónicasdelcovid #felicidad #autenticidad #vergüenza #gestalt #psicología #consciencia

Entradas destacadas