La Vida no es Tan Complicada


Cuando intentamos controlar el camino por el que andamos nos perdemos y nos desesperamos al intentar atravesar la ciénaga de una realidad que no nos corresponde. Las expectativas que atribuimos a una situación crean la sensación de deslumbre al dejar de ver donde estamos o hacia donde vamos. Si alimentamos a nuestro ego con ilusiones del libre albedrío o de influencia sobre el destino, provocamos el sufrimiento más nefasto, más dañino al encarcelarnos en una creación de la mente, una situación ficticia, insostenible y predestinado a la destrucción más cruel. Se nos olvida que la llave al Paraíso del Sentir es la aceptación. Intentar crear una realidad alternativa es un callejón sin salida. Sin embargo, cuando aceptamos que todo es como tiene que ser y todo sucede porque así aprendemos lo que hemos dejado de comprender, sentimos la libertad, la tranquilidad del alma. Nos encontramos en ese manso de paz, donde dejamos fluir las sensaciones y nos guiamos por el Sentir. La brisa acaricia la piel calentada por el brillo intenso del Amor y escuchamos los susurros del alma que consuelan las tormentas de las dudas y del castigo a las que nos somete la mente. Al emanciparnos de la sentencia de la frustración por no ser o no tener, paseamos entre los árboles que nos cobijan de los impedimentos del rechazo de uno mismo y seguimos el bello sendero que nos llevará por el paisaje más encantado, con experiencias enriquecedoras que desvelarán los secretos del destino que es nuestra dulce realidad.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© Mathew Lees 2017

  • Negro del icono de Instagram
  • Icono social Twitter
  • Icono social LinkedIn
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube