Acercándome al Amor


Respirando hondo y sintiendo cómo el aire circula por mi ser, despertando a mi alma, empiezo a sentir la paz que me permite compartir mi sentir con el de esa energía dentro de mí. Doy la bienvenida a los momentos de mi vida cuando he buscado el amor fuera de mí y he sacado todo el amor de dentro de mí para convencer a esa persona que merezco la pena.

Desde mis primeros flechazos en los que escondía el arco por miedo a que alguien supiera que la sensación de soledad dentro de mí era más grande que la sonrisa que decoraba mi cara tendía a infravalorarme como acompañante de alguien más en este baile de la vida. Veía en los demás tantas cosas que no creía poseer por el hecho de fijar la vista en ellos y alejarla de mí mismo.

La cara tímida con ojos mirando para abajo, de donde salían las palabras “hola, ¿quisieras hablar conmigo?” nunca reflejaba el brillo de luz que había dentro de mí. Por mucho que brille un sol, no lo puede disfrutar el que lo busca por otro lado. Me metía en estas situaciones una y otra vez para poder castigarme y confirmar que no era digno de compartir mi felicidad con nadie más.

Ese patrón obstaculizaba el camino de comprensión de mí mismo al solidificar el muro que me separaba del jardín precioso de mi sentir. Al elegir ver el lado oscuro del sendero en lugar de bañarme en la luz deslumbrante del amor propio y la esperanza fomentaba la creación de un agujero negro, capaz de devorar hasta las mejores intenciones de la gente cercana que deseaba verme abrazar mi realidad.

Es tan fácil relajarte en los patrones que a menudo heredamos de generaciones anteriores y quedarte en el papel de víctima. Así se puede poner la responsabilidad y la culpa fuera de uno mismo. Yo estaba encantado al animar mi propia destrucción a la espera de que alguien me rescatara.

Hoy me veo por quien soy y celebro la lección que estoy recibiendo. No hay un principio y un fin a un proceso de sanación, sino una toma de consciencia y un inicio al entendimiento e integración de los patrones en uno mismo. Entiendo que mis relaciones fracasadas eran señales claras que el amor no es dar compulsivamente para recibir un mínimo de cariño. Es un estado de compartir el calor del amor propio que hace sonrojar una cara alegre con alguien que te acompaña a bailar al ritmo enérgico de la vida.

Me he dado cuenta de que soy el único responsable de elegir qué hacer con las opciones que me presenta la vida. Cada experiencia me acerca más a mí mismo, a la gran sabiduría que alberga la energía atemporal que yace en lo más profundo de mi ser. Si sigo los mismos pasos que me han traído hasta aquí no puedo ver más allá de lo que ya he sentido. Para quebrar los hábitos que siempre me han llevado al dolor y a la decepción tengo que mirar con más atención y esmero, buscar los detalles que antes se perdían detrás de lo conocido y lo fácilmente identificable. No se trata de irme a otro lugar que tengo todo lo que necesito aquí donde estoy, sino abrirme a encontrar experiencias que antes imaginaba inalcanzables o impensables a pesar de tenerlas allá detrás del filtro del desprecio que previamente dominaba el abanico de oportunidades que consideraba posibles para mí.

Acepto felizmente que el camino que ha elegido mi alma para esta vida es la mejor para que sienta todas las emociones que buscaba comprender en su reencuentro con la sabiduría eterna. Los patrones me enseñan lo que más intento esconder de mí mismo y, por tanto, ofrecen las oportunidades más enriquecedoras para profundizar en mi acercamiento a ese mismo conocimiento. La valentía es soltar el control y dejar fluir el descubrimiento de hacia donde me lleva la corriente de la vida a sentir. No siento miedo al caminar al darme cuenta de que cada paso me acerca a la esencia de quien soy, la paz y felicidad de estar en mi hogar, cumpliendo lo necesario para seguir profundizando en el aprendizaje en el que se basa el propósito de mi existencia.

____________

Mathew Lees

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© Mathew Lees 2017

  • Negro del icono de Instagram
  • Icono social Twitter
  • Icono social LinkedIn
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube