El Brillo del amor


Hay personas que traen a tu vida un brillo deslumbrante. Incluso pueden ser aquellas que llegan de la nada y desaparecen como una estrella fugaz. No tienen que ser de los que nos llevan de la mano a lo largo de largos recorridos en este viaje por la vida. El destino puede parecer inconsistente cuando nos regala la presentación de alguien capaz de hacerte parar en seco, detener el discurso y mirar el entorno para ver desde donde salió tal maravilla para luego llevar esa persona por otro sendero que le aleja del nuestro.

Sin embargo, en esos momentos de curiosidad, podemos ver indicaciones que nos informan que, a lo mejor, no íbamos por el camino que nos correspondía y habíamos perdido un poco la ilusión de seguir los sueños que siempre hemos mantenido. Igual, hemos entrado en una dinámica de vida que, por lo fácil que resulta ser, nos ha anulado la búsqueda de pasión y el amor por vivir.

Por otra parte, el brillo del astro que alumbro nuestras vidas no nos deja sin marcas en la piel y en el alma. Son las conexiones intensas que se hacen espejo de nosotros mismos. que nos muestran partes de nosotros mismos que sencillamente no veíamos antes, dado que las relaciones de amor suelen ser oportunidades para mirarse en el espejo que es lo que vemos en la pareja y esto se siente más cuando la relación parece deslumbrarnos con su intensidad.

En estas relaciones frecuentan los problemas conectados con las heridas que llevamos dentro de nosotros mismos en la vida. Las actitudes, comportamientos o sentimientos con son productos de situaciones que nos han marcado en el crecimiento del ser quienes somos. Lo que se ha creado en el dolor, nos cuesta ver y, más aún tratar. Cuando uno se responsabiliza de la proyección que hacemos a la otra persona es cuando podemos apreciar lo que hacemos que nos perjudica. Es una toma de conciencia para nuestro desarrollo. La cuestión es tomarla con honestidad y valentía.

El dolor siempre es la mejor indicación de la necesidad para cambiar, para crecer. En la reflexión que hacemos al bajar a nuestro infierno, encontramos lo que necesitamos para equiparnos para seguir adelante. El sufrimiento nos obliga a buscar más entre las opciones de las que solemos descartar por cualquier motivo aparente. Muchas veces es por miedo a enfrentarnos a partes de nosotros mismos o, sencillamente, no estar preparados para hacerlo. Hay procesos que exigen un nivel de dedicación y sabiduría resultantes de estudiarse a fondo. Hoy en día, somos cada vez menos dispuestos a lo introspección, quedándonos en lo inmediato y superficial.

Por este motivo, las personas que brillan tanto en nuestra vida nos traen regalos de un valor incalculable para una transformación trascendental en el momento, no por lo que había sido o lo que habría podido ser, sino por lo que ahora podemos ser.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© Mathew Lees 2017

  • Negro del icono de Instagram
  • Icono social Twitter
  • Icono social LinkedIn
  • Facebook icono social
  • Icono social de YouTube